sábado, 31 de marzo de 2012

Las mujeres se quedan embarazadas (no preñadas)

Puede que sea muy pijo. Puede que son cosas que no deberían rechinarme y que voy de cultureta por la vida. Puede, incluso, que me considere un poco intelectual. Es posible que decir que el uso de ciertos vulgarismos extendidos no me gusta nada puede parecer pedante. Es probable que sea un resabidillo que dice con demasiado orgullo lo de "hay que hablar con propiedad".

No lo niego. Peco de eso a menudo.

Pero sí que hay una palabra que me resulta muy basta. Cada uno tiene sus manías y esta es una de las mías.

El vocablo en cuestión es "preñar".

No sé porque está muy extendido el uso de esa palabra cuando se refieren a mujeres. ¡Y no! ¡Está mal usado! Me resulta muy bestia porque "preñar" es un término que se refiere únicamente a animales y por eso me choca muchísimo... es como si hablásemos de una vaca de granja o de una elefanta de un documental en vez de un ser humano.

Veamos el DRAE:

Preñar: Hacer concebir a la hembra.
Embra: Animal de sexo femenino.
Embarazar: Dejar encinta a una mujer.
Mujer: Persona del sexo femenino.

Así pues para las personas se usa "embarazada" y para los animales "preñada".

He dicho.

domingo, 25 de marzo de 2012

Freedom Call en Madrid

Ayer fui a ver a los Freedom Call en la sala Ritmo y Compás. Fue un concierto muy divertido y muy entretenido, y no sólo por la música que hacen sino porque la actitud de los alemanes fui muy próxima al público.

Abrieron los españoles Doria. Me encantaría decir que me gustaron pero no fue así. Ya los conocía por un videoclip que tuvo cierta relevancia en los círculos metaleros por aquello de que sale una tía medio desnuda y youtube lo censura. Por lo demás me parecieron muy típicos. No lo hacían mal, para nada, sólo que ya hay muchos grupos iguales a Saratogas, Sôber, Warcry y demás… a mí me han parecido uno más del montón.

El caso es que lo hicieron muy bien, animaron mucho a la gente y alagaron mucho a los Freedom Call lo que hacía que la espera fuese más agradable. Alguna baladita repitiendo el estribillo mil veces y algún tema cañero es lo más destacable.


Döria - Caperucita feroz (Video Oficial)

A eso de las 22:15 salieron los Freedom Call para hacer la presentación de su último disco “Land of the Crimson Down”, un trabajo bastante decente y mucho más fresco que sus dos anteriores discos. No obstante, si estoy ahí es porque en realidad todos sus discos me gustan mucho. De hecho, este grupo lo llevo siguiendo desde el 2003 y ya tenía ganas de verlos, y eso que es la sexta vez que vienen a España pero nunca encontré el momento, una pena porque me habría gustado verlos cuando el batería de Gamma Ray estaba aún entre sus filas.

Antes de nada destacar que me llamó la atención como en una sala pequeña pueden lograr cierta ambientación: a los lados del escenario había dos banderolas con el logo de la banda y detrás la portada del disco en grande. Simple, pero no es necesario más.

Yo ya había escuchado que hacen muy buenos conciertos, con mucho contacto con el público, muchas bromas y mucha cercanía… ahora puedo confirmar que es verdad. Son realmente unos tíos con ganas de hacer reír. Es por eso que quizás sean los abanderados del “happy metal”… una categoría del power metal que nació cuando unos críticos querían meterse con los grupos que creían que hacía metal demasiado poco crudo y con melodías demasiado alegres. Ellos aceptaron la crítica con gusto y siguieron haciendo lo que más les gustaba.

Abrieron con 66 Warriors, un tema del último disco que resumen la filosofía que han llevado en este trabajo: les encanta el metal y hacer este tipo de música… pero con su estilo. Siguieron con The eyes of the world, del disco Eternity, el que les catapultó a la fama.

Después de un discurso de bienvenido tocaron su última canción más pegadiza: Hero on video. Ésta fue coreada por todos con gran entusiasmo. Me llamó mucho la atención que la mayoría de los presentes se sabían todas las canciones ¡y no solo los estribillos! Y el disco sólo lleva 15 días en la calle… Vale que no hacen letras muy complicadas pero aun así me pareció algo realmente raro.

Siguieron con Tears of Babylon, otro tema que hace que todo el público se vuelque en la letra y la melodía. Es quizás el tema más representativo del anterior disco “The legend of the Shadow King”, un disco conceptual basado en la truculenta y movida vida del Rey Ludwig II de Babiera. Luego cayeron temas como Rockstars, Farewell, (que el cantante calificó como la canción más happy que habían hecho) We are one, United Alliance y Age of the phoenix.

En general creo que no se dejaron ningún tema que la gente echase de menos, hicieron un show con mucho acierto a la hora de elegir el setlist.

A continuación nos deleitaron con un solo de batería. Bastante normalito para un batería que ha militado en las filas de grupos como Primal Fear… en cualquier caso entretenido. Me recordó a la época en la que en la que pegó fuerte el power metal a finales de los noventa y principios del dos mil, todos los grupos como Edguy, HammerFall, Stratovarius y lo más veteranos como Gamma Ray o Helloween sacaban un disco en directo con un solo de batería en el que jugaban con el público. Freedom Call no fueron una excepción y para mal o para bien siguen en la misma línea… y a mí personalmente me encanta.

Siguieron con temas como The Quest, Far Away, Rockin Radio, A perfect day y clásicos como Warriors y The land of the light.

Tras un breve descanso se despidieron con las míticas Freedom Call y Metal Invasion. En definitiva un muy buen concierto. De esos de los que sales satisfecho por haber pagado veintidós euros. Recomiendo ver este grupo en directo, no sólo porque musicalmente son bastante interesantes… sino porque realmente el buen rollo y la cercanía con el público hacen muchísimo.

Jazztel ataca de nuevo XII

- Hola, ¿está el señor de la casa?
- No, ¿quién pregunta?
- Jazztel, queríamos ofrecerle una nueva oferta.
- Estamos muy contentos con nuestra actual compañía.
- A lo mejor le interesa saber qué le podemos ofrecer.
- No.
- ¿Seguro? ¿Cuánto paga al mes usted por su línea?
- Un euro.
- ¿Uno?
- Sí.
- ¿Seguro?
- Sí… y nos regalan jamones, lapiceros, cuberterías, servilletas, taladros… y escopetas para disparar a los pesados de Jazztel.
- Ya… muchas gracias por su atención.



Siempre me cuelgan sin que pueda despedirme :(

-------------------------------------------------

- Hola, ¿está el señor de la casa?
- No, ¿quién pregunta?
- Jazztel, queríamos ofrecerle una nueva oferta.
- Estamos muy contentos con nuestra actual compañía.
- ¿Qué compañía es?
- Es una coreana… se llama… France Telecom… me dan 1000 megas de conexión.
- ¿Eso no es mucho?
- Sí, nos garantizaron que podríamos bajarnos todas las fotos y vídeos de gatitos y perritos del mundo y creo que van a cumplir su palabra.
- ¿Pero qué son, un centro veterinario?
- No… Una compañía de internet especializada en animales monos.
- Ya… pues muchas gracias por su atención

----------------------------------------------------------------------

- Hola, ¿está el señor de la casa?
- No, ¿quién pregunta?
- Jazztel, queríamos ofrecerle una nueva oferta.
- ¿Quién ossss ha invitado al sssantuario de la Reina Sssserpiente?
- ¿Perdón?
- ¿Por qué invadesss mi morada humano?
- Disculpe… ¿Qué compañía tiene de internet?
- No ssseee de qué me hablassss humano… hasss dessspertado mi rabia…
- Debo haberme equivocado. Lo siento.

martes, 6 de marzo de 2012

Leave's Eyes en Madrid

Este fin de semana tuve la oportunidad de ver a los Leave’s Eyes en concierto. La verdad es que fue una experiencia que me gustó mucho por varios motivos: Había sido un regalo de mi novia y siempre es agradable que te regalen la entrada para un concierto y más aún cuando te acompañan y no tienes que ir solo. Además es un grupo que llena salas en Europa y aquí, bueno, con suerte seríamos 175 personas… pero eso le da un encanto especial, la cercanía con el público me parece fundamental y es interesante ver como un grupo germano-noruego te trata de tú a tú.

La noche la abrieron los navarros Diabulus in Música. Hacen un rock-metal gótico-sinfónico desde mi punto de vista bastante trillado pero mentiría si dijese que no me gustaron. Tenía la difícil labor de caldear el ambiente para dos bandas europeas entre en un público que no llegaría a las 100 personas en esos momentos. No obstante lo lograron. La cantante me pareció un poco sosa pero el resto de componentes del grupo parecían muy metidos en su música. En general todas las canciones eran muy típicas de su estilo pero la verdad es que las baladitas sólo con guitarra acústica quedaban la mar de resultonas.

En fin, un grupo que habrá que seguir la pista ya que además están contratados por la discográfica austriaca Napalm Records, ni más ni menos. Me gustaron los suficiente que cuando me crucé con el bajista aproveché para darle mi enhorabuena que eso siempre anima.

Los siguientes en salir a la palestra fueron los Atrocity. La banda de metal gótico de los 80 lo hizo genial. Se dedicaron a hacer versiones de canciones que fueron éxitos hace 20 años por lo que por lo menos resultaba interesante. La gracia es que el cantante, y marido de la cantante de Leave’s Eyes, animaba muy bien y su labor de frontman la cumplía con creces.

Versionaron en su estilo The Great Commandent de los Camouflage, Smalltown Boy de Bronsky, Don’t you forget about me de los Simple Mind, Fade to Grey de Visage, Send my an Angel de los Real Life, The sun always shines on T.V de los A-ha y Shout de Tears for Fears. Llegados a este punto yo me sentía un inculto musical ya que no conocía ninguna canción, y mi novia ajena al mundillo este del metal conocía al menos un par… El caso es que el concierto fue bastante intenso y muy animado.

Como no podía ser de otra manera hubo que aguantar al típico borracho que no para de gritar cosas al cantante en castellano para hacerse gracia a sí mismo y a sus colegotes. Resulta más triste si el borracho en cuestión tiene como cuarenta años y su mujer está al lado riéndole las gracias. En fin, me encantaría hacer una cruzada contra este tipo de pesados pero parece una constante en cualquier tipo de concierto. Sólo espero que se graben y algún día, y que estando sobrios, tengan acceso a la grabación para que vean la penita que dan. Y ya les he dedicado un párrafo que es demasiado.

Los Atrocity tienen un nombre que da miedo pero en realidad son muy salados. Sobre todo el cantante, Alexander Krull. Hacen gracias y se nota que quieren entretener al público. Muy profesionales y muy gracioso el tipo, digno de verse. Además destaca que tiene el pelo más largo que he visto nunca. Medirá como 1.90 metros y el pelo le llega a los muslos sobradamente. En fin, un pintas que canta muy bien.

LLegó el turno de los Leave’s Eyes a eso de las 23 horas. Un poco tarde pero como la sala (Ritmo y Compás) está a 10 minutos de mi casa no me supuso ningún problema. De fondo tenían un panel grande con la portada de su último disco y poco más. Acostumbrados a la grandiosidad de un público numeroso debía resultarles raro no tocar en su barco vikingo habitual, con sus ropajes medievales, sus pantallas enormes y sus efectos pirotécnicos, pero como he dicho antes la cercanía con el público también tiene muchos puntos a favor.

La banda de folk-metal-sinfónico comenzó su concierto con Spirits Masquerade, la canción que abre su último disco Meredead. Se trata de un tema que aúna perfectamente lo que son ellos: una mezcla de música folk celta, metal, melodías épicas, una voz dulce y encantadora como es la de Liv Kristine y los guturales de su marido y cantante Alexander Krull.

Velvet Heart fue la elegida para ser tocada en segundo lugar. Muy en la honda de la primera y que sirvió para animar al público con los primeros ritmos tribales. Continuaron con Ocean’s Way, tema de su primer disco que sirvió para que Alexander saliese a cantar a dueto y le diese un toque más agresivo, acorde con un concierto de buen metal. Lo que me gusta de estos tipos es que haciendo música bastante bestia en algunos momentos no se nota porque la voz de la cantante es muy dulce y porque los sonidos celtas y las melodías épicas esconden un poco toda la tralla que llevan detrás.

Continuaron con la exitosa My Destiny de su anterior disco. Fue de las más coreadas en la noche.

La siguiente canción interpretada fue Etain, también de su último disco y por tanto en una honda muy celta y de ritmos a medio tiempo. Después Farewell Proud Man, que representa su lado más sinfónico y duro junto con la siguiente que tocaron, Melousin.

Pasaron a las baladas con Empty Horizon, For Amelie y las tradicional Krakevisa. Siguieron con los temas más importantes de su anteriores discos: Take the devil in me, Elegy, Into your light, la versión de Mike Oldfield, To France, y la pegadiza y épica Froya’s Theme para cerrar.

En definitiva, un muy buen concierto. No eché de menos ningún tema y creo que lo hicieron realmente bien. Creo que el contacto y la cercanía hicieron mucho. Ambos cantantes hicieron muchos esfuerzos por contactar con el público y caer bien, lo lograron.

Como pegas podría decir que el guitarrista que tenía en frente parecía que tocaba sin que la cosa fuese con él. Estaba como ausente incluso cuando una fan bastante motiva se puso a hacer headbanging prácticamente encima de su pedalera, cosa que inquietó a la cantante pues la miraba con curiosidad en ocasiones pero que a él ni le inmutó. Y además el bajista parecía estar concentrado en afinar su instrumento todo el rato pero eso no pareció afectar a un sonido que fue muy bueno. La pena de estos grupos tan orquestrados es que no pueden llevarse toda la parafernalia sinfónica y celta para tocarla en directo por lo que tienen que tirar de enlatados. No obstante las pegas son pocas, realmente creo que fue una buena actuación.

Pd: Gracias Carmen J